Desinfectantes

Los desinfectantes se usan para matar las bacterias e inhibir el crecimiento de virus, algas y otros contaminantes orgánicos que ingresan al agua de su piscina a través del viento, la lluvia, el polvo y los nadadores. El desinfectante de agua de piscina más común es el cloro.

Como una alternativa de desinfección natural y efectiva al cloro químico agresivo, la cloración con sal es una opción cada vez más popular para los propietarios de piscinas y spas, con más de 1 millón de unidades instaladas en todo el mundo.

1.- El agua en su piscina que contiene la cantidad adecuada de sal disuelta ingresa a la celda.

2.- Se aplica energía a la celda, convirtiendo la sal disuelta en gas de cloro.

3.- El gas cloro se disuelve en el agua.

4.- El agua con cloro puro y fresco se devuelve a la piscina, satisfaciendo el 100% de las necesidades de cloración de su piscina.